Este sitio utiliza cookies técnicas, analíticas y de terceros.
Al continuar navegando, acepta el uso de cookies.

Preferencias cookies

Servicios para el ciudadano italiano

Este Consulado asegura a todos los ciudadanos italianos (residentes en forma permanente o temporaria en esta jurisdicción) la protección y tutela en caso de violación de sus derechos fundamentales o de limitación o privación de su libertad personal. Además garantiza la asistencia en casos de emergencia, en la búsqueda de familiares, en la realización de trámites de sucesión iniciados en el exterior, en la repatriación de restos mortales.


Los ciudadanos italianos pueden solicitar a este Consulado la realización de numerosos trámites, entre ellos:

– redacción y transmisión de documentos de estado civil
– emisión y renovación de pasaporte
– emisión de documento de viaje para la repatriación
– trámites de ciudadanía
– trámites de servicio militar
– trámites de empadronamiento electoral
– servicio notarial y testamentos
– autenticación de firmas, de legalizaciones y de traducciones
– trámites de jubilación
– subsidios monetarios en caso de indigencia
– préstamos con promesa de restitución al fisco
– asistencia en situaciones específicas de emergencia
– informaciones relacionadas con traducciones,
cuestiones legales y tratamientos medicos
– reconocimiento de titulo de estudio

Para la mayoría de los tramites mencionados pueden utilizarse las declaraciones sustitutivas de certificaciones, que pueden ser efectuadas en papel exento de sellado y sin necesidad de autenticar la firma. En algunos casos las instancias pueden ser enviadas por correo, siempre que estén acompañadas de fotocopia de un documento de identidad.


Este Consulado no puede:

– intervenir ante la ley en representaciòn de los ciudadanos italianos;
– pagar gastos judiciales;
– sostener directamente gastos sanitarios o de rempatrio de ciudadanos italianos fallecidos en la circunscripciòn consular, a menos que no se trate de casos de indigencia comprobada;
– consentir la utilizaciòn de la sede Consular para cuestiones privadas (llamadas privadas, reservas hoteleras o de viajes, cambio de moneda, traducciones, etc.).


OBLIGACIONES DE LOS CIUDADANOS

Para tener acceso a la mayoría de los servicios consulares, los ciudadanos tienen la obligación de inscribirse al A.I.R.E. (Registro de los Italianos Residentes en el Exterior). Con el fin de poder brindar un mejor servicio consular, los mismos deben, además, comunicar a la Oficina de Anagrafe cualquier modificación de residencia o estado civil.

Los ciudadanos residentes en el exterior deben realizar cualquier tipo de trámite, salvo los casos de emergencia, en el Consulado competente por territorio, teniendo en cuenta el lugar de efectiva residencia (y no el domicilio temporaneo).

Los servicios consulares se brindan en base a tarifas predeterminadas, con distintos plazos de ejecución según sea el trámite y en base a principios de igualdad, imparcialidad, eficiencia y transparencia.


Está a disposición del público un libro en el cual podrán asentar cualquier tipo de quejas, observaciones o sugerencias sobre la modalidad de prestación de los servicios.